FELICITACIONES A TODOS MOUNTAIN HARDWEAR SIERRA DE LAS ANIMAS

 

Gacetilla.

 

Una verdadera fiesta vivimos el domingo 25 de Mayo en Cerros Azules, localidad ubicada en la falda de la Sierra de las Animas dónde se disputó la carrera Mountain Hardwear Adventure Race.

 

El sol brilló alto sobre las sierras desde la mañana temprano y cientos de corredores invadieron el pueblito que amaneció lleno de gente, un bullicio poco habitual en ese lugar pero que tiene ya acostumbrados a sus habitantes que reciben año a año a los corredores.

 

Para dar comienzo a la jornada los niños disputaron la primer prueba del día, una carrera abierta, participativa y gratuita de 1 km de recorrido que busca fomentar el deporte desde la temprana infancia. Todos los pequeños que corrieron por la placita de la zona llegaron a la meta muy aplaudidos y recibieron en la llegada diploma de participación. Minutos después, bajo la estructura de largada se ubicaron los competidores de la distancia Short que recorrían casi 10 km y largaron casi a las diez de la mañana. El último turno fue para los corredores de veintiún kilómetros, que eran la mayoría, y debían llegar hasta la segunda cima más alta del país, a las 501 mts de altura sobre el nivel del mar, donde está ubicado el Mirador Nacional sobre la Sierra de las Animas.

 

En el trascurso del recorrido los participantes corrieron primero por una forestal, luego bordearon la ruta inter balnearia hasta la portera de acceso al predio privado Paseo Sierra de las Animas para comenzar el ascenso, primero bajo frondosa vegetación y grandes cañadones de roca y luego en un descampado espectacular hasta llegar a la cima. Durante el trayecto los rostros de los competidores hablaban por sí mismos, sonrisas agitadas, miradas deslumbradas por el horizonte que permitía ver Pan de Azúcar, Piriapolis, las sierras de Minas y a lo lejos Punta del Este, sin dudas un premio para todos por el esfuerzo de llegar hasta arriba. La bajada, muy empinada demandó grandes habilidades para no tropezarse con las piedras, los puestos de control, estratégicamente ubicados cada pocos kilómetros daban seguridad a los competidores en caso de necesitar asistencia pero no fue necesario ya que todos lograron bajar por sus propios medios.

 

Poco a poco fueron llegando a la meta todos los competidores, cansados, felices, con la satisfacción de haberlo logrado, de conquistar la cima de la sierra y completar la carrera recibiendo la ansiada medalla finisher.

 

Los esperamos el 2015 para compartir una vez más esta maravillosa carrera…

 

 

 

 

 

 

Suca Sports 1999-2014 +